brichero

brichero

A Peruvian male (or female, brichera) who targets tourists with whom he or she willingly develops an intimate relationship, with the expectation of accompanying the tourist back to the his or her country of origin.
References in periodicals archive ?
La figura del brichero ayuda a romper estereotipos muy asentados acerca de la relaciones entre pobladores locales y turistas porque "cuestiona y discute una identidad, en la que se articulan el sexo, la clase, la raza y la etnicidad, denostando o ensalzando la figura de los hombres y tambien de las mujeres que buscan a los turistas".
Otro de los temas que abre este viaje es el dialogo cultural que Cayetano entabla con los distintos personajes de la novela: la chuncha, una <<hippie trasnochada>> provista de una retorica y un sentido comun y practico descarados, Hugo, el antropologo eclectico, <<vendedor de exotismo cultural>> eventual y brichero de profesion, Lucho, colega de Universidad abocado al ejercicio de la cooperacion internacional por puro pragmatismo, Ivonne, su alter ego, siempre en la sombra y siempre presente, El Viejo, arquetipo de cualquier departamento academico que se precie, y Toribio, el informante fiel y acerrimo guardian cultural, eco del pasado que le sirve para conectar con el presente.
Se dice que el termino brichero deriva del vocablo ingles bridge ('puente'); es decir, el brichero seria originalmente aquel que al conquistar a extranjeras consigue un "puente" para salir del pais (Valcuende del Rio & Caceres Feria, 2014).
Actualmente, se habla tambien de mujeres bricheras con un sentido despectivo que en ocasiones implica senalamientos de prostitucion, mientras que el termino brichero suele ser aplicado tambien a jovenes en general de diversas partes del pais que buscan tener encuentros romanticos o sexuales con mujeres u hombres extranjeros, comunmente "gringos", incluso en ausencia de los elementos "autoctonos" descritos en el parrafo previo.
Si bien las motivaciones del brichero incluyen la busqueda de beneficios materiales, sus practicas y estrategias apuntan mas al logro de tales beneficios mediante la seduccion y la "conquista", antes que a la negociacion en el marco de un intercambio de sexo comercial.
Sin embargo, en otros contextos turisticos peruanos, el vinculo entre sexo y turismo es distinto, y esta unido a la figura del brichero, conocido tambien como "cazador de gringas".
La figura del brichero es especialmente interesante a la hora de pensar sobre el sexo en el turismo, y cuestionar la asociacion automatica de este fenomeno con la prostitucion o con relaciones de poder de caracter unidireccional.
y hay elementos discursivos e identitarios (asociacion con un mundo magico y ancestral supuestamente vinculado a los incas) que adquieren un plano central y que se reactivan tanto en la relacion con los turistas como en el seno de una sociedad nacional, que, a partir de la figura del brichero, cuestiona y discute una identidad, en la que se articulan el sexo, la clase, la raza y la etnicidad, denostando o ensalzando la figura de los hombres, y tambien de las mujeres, que buscan a los turistas.
En estos casos se trata de sexoservidores que se vinculan con turistas, principalmente turistas hombres, aunque en el texto de Caceres Nurena y Gomero tambien mencionan relaciones entre varones locales denominados bricheros, termino usado en la jerga local para aludir a los varones que indistintamente se vinculan con turistas varones o mujeres.
Caceres, Nurena y Gomero se refieren a los bricheros como aquellos individuos que pueden mantener vinculo sexual con hombres o mujeres, pero el propio termino que los define mantiene una distancia de las identidades homosexual y gay, aunque si es cierto que algunos pueden asumirse como bisexuales.
En medio de este cambio cultural circulan imaginarios que refuerzan conductas discriminatorias, uno de ellos es el de relacionar a los bricheros con la prostitucion, mientras que a las bricheras se las relaciona con el turismo de romance.
El consumo del self-fullfillment podria ser entendido, de manera critica, como una de las motivaciones de las parejas mixtas (compuestas por "prostitutas brasilenas -jineteras"- y consumidores de sexo italianos) que realizan los llamados matrimonios por conveniencia o de los Bricheros, peruanos cazadores de gringas que visitan ese pais en busca de sexo exotico o los sexoservidores mexicanos que prefieren intercambiar sexo por dinero con extranjeros porque se sienten mejor tratados.